Agradecemos los reconocimientos en estos 15 años.

Tejiendo Historias Con Aroma A Café Y Montañatejiendo Historias Con Aroma A Café Y Montaña

Marieli, una mujer que a través de su sensibilidad, carisma, compromiso, esfuerzo y liderazgo; ha sido un elemento clave para la evolución de su emprendimiento y en el desarrollo de su comunidad local. Es ella, quien abre una oportunidad interesante para un futuro de vida con progreso sostenible e igualdad.

Hablar de café y hablar de mujeres pareciera ser dos asuntos diferentes. Sin embargo, esta historia nos enseña lo contrario, la mujer está presente en la historia del café desde la cosecha del primer grano, hasta al momento final de servirlo en una taza. Desafortunadamente, aún existe una desigualdad de género que es preciso abordar; pues las mujeres realizan gran parte de las actividades productivas y son las que menos beneficios obtienen de su trabajo.

En La Mano del Mono, estamos convencidos que la participación de la mujer es trascendental y vital para esta labor, ya que a lo largo de la historia han sido ellas las encargadas de hacer la recolección, el procesamiento y secado del grano que son puntos claves para determinar la calidad del producto y su reconocimiento en la industria. Cabe resaltar que las mujeres agricultoras producen entre un 20% y 30% menos que en el caso de los hombres, y esto debido al poco acceso a la información y oportunidades, privándolas así de un desarrollo personal y profesional.

Marieli, pertence a la Cooperativa Los Lagos de Colores SSS y junto con sus compañeras, impulsan la venta de Café Yichen y Café Tziscao. Ellas, comprenden la necesidad de incentivar en la participación de roles de liderazgo, para vincularlo con trabajos de equidad e igualdad de las oportunidades de desarrollo, entre ellos la comercialización del café de género. Uno de sus retos principales es fortalecer el trabajo de la mujer como empresaria y gracias a su gran esfuerzo, perseverancia y progreso, hoy día son orgullosamente propietarias y administradoras de sus negocios.

Al final de una taza de café, siempre hay esperanza…

 

La Mano del Mono, dedica esta historia en reconocimiento para que aquellas mujeres que día tras día se levantan con entusiasmo y que luego de mucho esfuerzo logran que su participación sea memorable en los espacios de desarrollo. No cabe duda que para este ejemplo de mujeres, hacer las cosas con entusiasmo significa producir un café pleno y un turismo respetuoso con la sociedad y el entorno. Trabajar con el corazón, significa desarrollo.

En La Mano Del Mono creemos en el poder de las alianzas para conservar áreas naturales y generar bienestar en las comunidades, a través de innovadores modelos de negocio en torno al turismo de naturaleza.

 

Manos locales, para cambios globales.

Comparte tu aprecio